Pinturas, barnices y aceites para madera

|  Quiénes Somos   -   Base de conocimientos   -   Distribuidores   -   Contáctenos 

 

 

Buscador de productos

 

Productos y fichas técnicas

 

Certificados

 

Catálogos colores

Live Chat Software

|

Productos por sector

 

Aviación

 

Marino

 

Transporte terrestre

 

Mantenimiento industrial

 

Pisos industriales

 

Construcción y Hotelería

  Madera

 

Restauración y Conservación

 

Escultura y Arte urbano

 

Normas PEMEX  

 

Normas C.F.E.  

 

|

Productos

 

Epóxicos

 

Poliuretanos

 

Polisiloxanos

 

Acrílicos

 

Alquidales

 

Vinilos

 

Hule Clorado

 

Silicones y Cumarona

 

Ricos en Zinc

 

Vinílicas

 

Nitrocelulosa

 

Acondicionadores y Removedores

 

|

Aplicaciones especiales

 

Base agua

 

Altos sólidos

 

Antigraffiti

 

Cuartos Fríos

 

Grado Alimenticio

 

Protección contra fuego

 

Trafico y Señalización

 

Revestimiento de Tanques

 

Madera

 

Plásticos

 

Vidrio

 

Galvanizado

 

Acero al carbón

 

|

Productos bajo normas

 

PEMEX

 

C F E

 

BOEING

|

PRODUCTOS

 

Renovable, ecológica, cálida y con múltiples propiedades. La madera es uno de materiales más nobles que ofrece la naturaleza y, por su condición de recurso natural, el hombre la utiliza en multitud de sectores de nuestra sociedad. Sin embargo, su exposición a toda clase de agentes externos, tales como la humedad y la sequedad procedente de los rayos del sol, pueden dañar en gran medida su belleza y calidad.

Los rayos (UV) del sol son un enemigo natural de la madera. Son los responsables de que ésta, si se encuentra al aire libre, pierda su aspecto natural y adquiera un tono grisáceo. Ello se debe a que el sol degrada un componente del material llamado "lignina". A partir de ahí, la lluvia elimina la lignina, agrietando la madera y abriendo paso a la acción de la humedad.

Por su parte, el agua y la humedad no atacan directamente a la madera, pero favorecen las condiciones para el desarrollo de los hongos y los insectos. Este material sólo acaba pudriéndose si está constantemente húmedo, por eso, cuando tenemos elementos de madera al aire libre, éstos necesitan una protección eficaz contra la humedad. Cuando llegan las lluvias nos encontramos con el momento propicio para protegerla.


     El barniz es una capa protectora transparente que ofrece un acabado con tonos que imitan los colores de la distintas maderas. A diferencia de las ceras y aceites, los barnices crean una auténtica capa protectora impermeable, protegiendo la madera de los agentes externos y las pequeñas erosiones.

Existen varios tipos de Barnices, los mas antiguos formulados con resinas de Nitrocelulosa, los Alquidalicos, los Acrílicos y los de Poliuretano, estos últimos son los que nos ofrecen las mejores cualidades en cuanto a resistencia y desempeño.

          Los aceites impregnantes por su lado, a diferencia de los barnices, no dejan una capa de protección superficial en la madera, sino que penetra en profundidad en ella, tanto si se aplica incoloro como pigmentado, por ello realza muy bien la estructura de la madera. Al no formar película no aparecerán desprendimientos y su mantenimiento es muy sencillo al no ser necesario lijar.

 Está especialmente preparado para proteger la madera del efecto del sol, impidiendo que afecte al lignin (aglomerante) de la madera y así evitar que se formen grietas. Asimismo deja la madera extremadamente hidrófuga y la protege contra hongos, moho y algas. Es muy utilizado en la protección de muebles de jardín y decks al exterior.

 

 

 

 
   
 

EL NERVION, S.A. de C.V. - Aldama N°5, Col. La Escuela Tlalnepantla, Estado de México 54090, México. Tel. (52)(55) 2169-0470 - Fax. (52)(55) 5361-9476